• Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
  • Acueducto de Segovia
Inicio»Noticias»Generales

Generales

"The Telegraph" anima a los británicos a invadir Segovia

 

 

El diario británico incluye a la ciudad del Acueducto entre los 21 destinos europeos que un viajero no debe perderse

 

Aunque nunca hayan pensado en hacerlo, Segovia es una de las 21 ciudades que los británicos deberían visitar. La capital del Acueducto brilla como no lo hace ningún otro rincón del país, salvo Vitoria, en el último listado de ciudades europeas a visitar elaborado por el diario británico 'The Telegraph'. La guía publicada este mes en su sección 'on line' de viajes selecciona 21 destinos –solo dos españoles, Segovia y Vitoria– que, en principio, no aparecen en el mapa de los turistas, pero que «definitivamente» los viajeros no deben perderse.

Entre las razones que 'The Telegraph' aporta para animar al desembarco turístico en la ciudad aparecen «su vista, su paisaje único y asombroso y su espectacular obra de ingeniería romana, el impresionante Acueducto, construido a finales del siglo I después de Cristo sobre la sucesión de arcos de doble arcada, de casi 30 metros de altura». El diario destaca, además, que el monumento milenario, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985, domina en medio de la ciudad moderna. 

La otra ciudad española para hacer turismo 'alternativo' es la capital alavesa, de la que se destaca que es «la joya olvidada del País Vasco, ensombrecida por sus deslumbrantes hermanas San Sebastián y Bilbao». La gastronomía, el arte que albergan sus museos, el ambiente en el centro o sus «magníficos espacios públicos» son argumentos suficientes para no perderse la visita a una ciudad con tantos árboles que parecen «bosques», describe Tim Pozzi, el experto viajero de este medio con casi dos millones de usuarios diarios. La guía recorre 16 países, entre ellos Italia, Portugal, Suiza, Macedonia, Bulgaria, Dinamarca, Georgia, Polonia o Eslovenia.

Error hace dos años

Que Segovia es una ciudad que merece la pena visitar quedaba claro en la carta que el Ayuntamiento de Segovia remitió en marzo de 2015 al diario 'The Daily Telegraph' para invitar a sus redactores y fotógrafos de la sección de viajes Travel a pisar la ciudad, después de que en su edición del 18 de enero de ese año ilustraran un reportaje sobre Sevilla con una foto del Alcázar de Segovia. «Ciertamente se trata de un artículo muy interesante», salvo por la «observación de un error» en la imagen principal que puede hacer que quienes viajen a la capital andaluza «se lleven una desilusión», apuntaba en su misiva la concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos.

«Para nosotros es importante que sus lectores y potenciales turistas no se lleven una desilusión si deciden viajar a Sevilla esperando encontrar allí el Alcázar de Segovia», continuaba la misiva. «Por este motivo y porque Segovia, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, tiene muchos otros atractivos de gran interés, estaríamos encantados de organizar con los redactores y fotógrafos de la sección Travel del Daily Telegraph un viaje de familiarización a Segovia cuando ustedes lo consideren oportuno», insistía la misiva

 

Noticia publicada en www.elnortedecastilla.es el domingo, 15 de enero de 2017.

 

Tabaré Vázquez elogia el legado patrimonial que conserva Segovia

 

 

"Tienen ustedes una ciudad hermosísima". El presidente de Uruguay Tabaré Vázquez no escatimó elogios tras completar un breve pero intenso recorrido por Segovia en la visita de carácter privado que el mandatario realizó a la capital en el marco de la gira que ha emprendido por varios países europeos en misión comercial para captar inversiones europeas hacia su país.


Antes de comenzar la ronda de encuentros que hoy le llevarán ante un grupo de empresarios españoles y a una reunión con el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, Vázquez quiso aprovechar la jornada del domingo para acercarse a Segovia, ciudad de la que "me habían hablado y que no conocía, y que hoy tengo oportunidad de visitar", aseguro el presidente en unas breves declaraciones a los medios de comunicación.


La comitiva del presidente uruguayo, acompañado por su esposa María Auxiliadora Delgado y una representación de la embajada en España, llegó a Segovia a mediodía con una fuerte escolta policial, donde en el Azoguejo fue saludado por la alcaldesa de Segovia Clara Luquero que le hizo entrega de un libro de fotografías sobre Segovia y una insignia de la ciudad. Posteriormente, realizó una visita a la Catedral y el Alcázar, recorriendo algunas de las calles más emblemáticas del centro histórico.

A primera hora de la tarde, Tabaré Vázquez se dirigió hasta el Mesón de Cándido, donde pudo degustar un típico menú segoviano preludiado por unos aperitivos de ibéricos y que siguió con los judiones de La Granja y el cochinillo asado. El presidente uruguayo fue el protagonista de la emblemática ceremonia del trinchado del cochinillo con el borde de un plato, en la que Cándido López, hijo del archiconocido Cándido Mesonero Mayor de Castilla ejerció como maestro de ceremonias.


Antes de entrar a comer, el presidente uruguayo atendió a los periodistas locales que le esperaban para destacar en unas breves declaraciones las "excelentes relaciones" que Uruguay y España mantienen, fruto del mestizaje de siglos entre ambas naciones. También destacó la importancia de este viaje a Europa para intentar captar la inversión europea hacia su país, pero precisó que su escala en España tiene un especial significado debido a sus orígenes españoles. "Mis abuelos son gallegos, de Orense y Santiago de Compostela –explicó Vázquez- y los de mi esposa proceden de Canarias, por lo que esta visita es especialmente emotiva para nosotros".

Noticia publicada en www.eladelantado.com el domingo, 27 de noviembre de 2016

El Acueducto no tiene la edad que se creía

 

 

Es uno de los monumentos más visitados de nuestro país y la imagen inconfundible de Segovia. Ahora, una investigación ha concluido, que el Acueducto no tiene la edad que creíamos.

 

Cambia la edad del acueducto de Segovia

 

 

 

El hallazgo de un sestercio cambia la edad del acueducto de Segovia

Un estudio sitúa la construcción del monumento a partir del año 112 y no en 98, como se creía hasta ahora.
El Ayuntamiento cambia la fecha en los folletos turísticos.

 

Acueducto ABC

                                                                                         Fotografía ABC

 

Los investigadores concluyen que la edificación de las monumentales arcadas se produjo o bien al final del gobierno de Trajano, o bien, con una probabilidad más elevada, en el gobierno de Adriano. Se trata de una época de gran esplendor de la Segovia romana, generalizada en la parte occidental del Imperio. Tras las grandes conquistas de Trajano en la Dacia y Mesopotamia, el dinamismo del sistema económico y las reformas militares de Adriano, que estabilizaron las fronteras imperiales, llevaron a una gran efervescencia en todos los órdenes en las provincias. Durante su mandato y el de Antonino Pío, en el siglo II, se desarrollaron grandes obras públicas.

Los nuevos datos sobre uno de los acueductos más famosos y mejor conservados se han hecho públicos en el reciente encuentro Ciudades Romanas del valle del Duero, celebrado en Segovia en el mes de octubre. El trabajo de investigación fue presentado por el director del Museo de Segovia, Santiago Martínez Caballero; el profesor de la UNED Víctor Manuel Cabañero Martín, junto con el arqueólogo del Servicio de Cultura de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, Luciano Municio, y los arqueólogos segovianos Clara Martín García y José Miguel Labrador Vielva.

El estudio se fundamenta en el análisis de los materiales arqueológicos procedentes de la excavación efectuada en 1998 por el arqueólogo Germán Prieto Vázquez. Exactamente, en los tres pilares de la obra romana en la Plaza del Azoguejo de Segovia, donde se erige el monumento en su máximo esplendor, con su doble piso de arcadas o arcuaciones y sus 29 metros de altura.

La evaluación de los materiales ha permitido detectar que el relleno de las fosas de fundación de estas pilas incluye materiales cerámicos (terra sigilata hispánica) fabricados en talleres riojanos de Trittium (Tricio) sobre el primer tercio del siglo II. Además, entre estos rellenos, se halló un sestercio de Trajano emitido entre 112 y 116, durante el sexto consulado del emperador.

Estos materiales fueron recuperados por Prieto Vázquez en los estratos de cierre de esas fosas en el momento de construcción de la obra, donde se detectó un ingente volumen de restos de la talla del granito, del tallado de los sillares a pie de obra, según se iban elevando pilares y arcadas. Por tanto, pertenecen al momento de su construcción. Esas fosas solo pudieron cerrarse tras el periodo entre los años 112 y 116, asevera el director del Museo de Segovia.

Martínez Caballero analizó los restos arqueológicos y revisó la documentación junto con Cabañero Martín y Prieto Vázquez, quienes concretaron la nueva fecha. Gráficamente, Luciano Municio explica que no hay más remedio que reinterpretar la edad y la historia del acueducto aunque los años varían poco: "Nos colocamos en los primeros decenios del siglo II, pero cambiamos de emperador, ya no toca Trajano". Por su parte, la concejala de Patrimonio y Turismo del Ayuntamiento de Segovia, Claudia de Santos, subraya que "hay que ajustar la información a la realidad científica en el ámbito turístico".

Inscripción en el sotabanco

El director del Museo de Segovia e investigador sostiene que, con anterioridad, se había asentado en los estudios académicos la propuesta de que el acueducto había sido inaugurado al menos veinte años antes, en el año 98, a partir de la hipótesis de lectura que realizó el historiador y epigrafista de la Universidad de Heidelberg, Geza Alföldy, en los años noventa del siglo pasado. Se basó sobre todo en la inscripción que se colocó en el sotabanco, situado entre los dos pisos de arcadas, en su parte más monumental.

De ella solo quedan los agujeros realizados en los sillares de granito donde iban encajados los pernos que se fijaban en el reverso de las grandes letras de bronce dorado (letterae inauratae) que componían la inscripción, letras perdidas por completo, aunque quedaban algunas todavía en el siglo XVI.

Para Martínez Caballero, este epigrafista, de gran prestigio, planteó su hipótesis de un texto que proponía una dedicatoria a Trajano en el año 98, durante su segundo consulado, realizada por los magistrados locales por la reconstrucción (restituerunt) del acueducto. Dato que llevaba a especular sobre una construcción original de la obra en época precedente, manifestando algunos investigadores una preferencia por los emperadores de la dinastía de los Flavios, en especial Vespasiano o Domiciano, entre 69 y 98, aunque sin datos contrastados.

Noticia publicada en cultura.elpais.com el martes, 1 de noviembre de 2016.

Romana, románica y machadiana

 

 

 AcueductodeSegovia

La oferta cultural de Segovia se multiplica para atraer a visitantes de la cercana Madrid y a turistas de todo el mundo. El acueducto del siglo II y la enigmática iglesia de la Veracruz, del siglo XIII, son solo dos de sus atractivos.

Noticia publicada en elviajero.elpais.com 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner